Actualidad

Gol de cabeza, quite providencial y patada que rozó la expulsión: la carta de presentación de Daniele De Rossi en Boca

El partido de Daniele de Rossi

Boca enfrenta a Almagro por los 16avos de final de la Copa Argentina. Este encuentro marcó el debut de Daniele De Rossi, quien cumplió su sueño de vestir la camiseta xeneize. Y vaya presentación del futbolista italiano ídolo de la Roma, ya que marcó el gol con el que su equipo logra la clasificación a la siguiente ronda.

Daniele De Rossi cumplió un gran primer tiempo. Desde el inicio el mediocampista italiano mostró toda su clase para jugar a un toque y propuso una salida clara. Así, el equipo logró velocidad en la transición de defensa-ataque.

Los primeros 45 minutos parecieron no pesarle a De Rossi, quien tuvo una gran movilidad para jugar por todo el ancho de la cancha, aunque con preferencia hacia la izquierda. También se ubicó entre los marcadores centrales y en todo momento pidió la pelota. Su compañero fue Nicolás Capaldo, quien tuvo más vocación de pasar al ataque.

El gol de Daniele De Rossi para Boca

Además de su resolución a un toque, también se destaca su precisión en la pegada profunda. De Rossi buscó a sus compañeros con pelotazos largos, que casi siempre encontraron destinatario. También habilitó de manera precisa a los 17′ a Eduardo Salvio, para que anotara un gol, aunque luego fue correctamente anulado por offside.

Dentro del repertorio de Daniele también se encuentra el anticipo de cabeza, en materia defensiva y en ataque con su gol, como el roce a la hora de marcar. Como se pudo ver a los 4 minutos, con un “hachazo” que no llegó a destino, o la de los 15 minutos, cuando barrió a destiempo y tiró una patada que tampoco pudo encontrar al rival.

La fuerte infracción de De Rossi que le valió la tarjeta amarilla

Le duró poco, ya que a los 35 fue amonestado por una infracción muy dura sobre Germán Herrera, aunque pudo haber sido merecedora de expulsión de parte del árbitro Silvio Trucco.

El gol fue a los 28 minutos, tras un córner cobrado por Alexis Mac Allister, donde De Rossi, en complicidad con el defensor Sebastián Diana, quien lo pierde de manera infantil, y el arquero Christian Limousain, que no salió a cortar pese a que la pelota cayó en el área chica. A los 42′, si bien no fue un gol, su quite desde atrás puede contarse como tal, ya que le ahogó una clara chance de gol a Almagro.

Camino a los vestuarios en el entretiempo, De Rossi arengó a sus compañeros con un claro gesto de satisfacción por el deber cumplido.

Agradecemos a: INFOBAE

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close